Descárgate gratis nuestro libro digital
EL MATRIMONIO SE DISFRUTA, NO SE PADECE

Si todos los piropos que te mereces fueran plumas,
no necesitarías alas para subir al cielo.

Antes de tocar tus labios, quiero tocar tu corazón
y antes de conquistar tu cuerpo, quiero conquistar tu amor.

¡Oye nena! ¿Crees en el amor a primera vista, o voy a tener que pasar dos veces?

la psicologia del piropo y coqueteoDesde los piropos más románticos hasta los más pueblerinos, todos tienen un propósito en común: halagar a quien se le dirige, y en muchos casos, obtener el favor de la persona con un fin predeterminado (hacer sentir bien a la otra persona, dar a conocer admiración, declaración de un interés emocional o físico, entre otros) y ha sido utilizado como una herramienta para lograr este propósito desde tiempo que se remontan a la mitología griega.

Con frecuencia, el brindar este tipo de halagos se relaciona con ser un “smooth-talker” o una persona con gracia y poder de convencimiento.

Visto de otra forma, es un método de persuasión para alcanzar atajos a un fin previamente establecido, en este caso, despertar el interés de atracción en la otra persona.

Pero, psicológicamente ¿funciona?

Tres pasos para la reproducción

Como explica el psicólogo Matthew D. Johnson en su libro Great Myths of Psychology, existen (3) pasos generales antes de concretizar el proceso de reproducción (biológicamente la meta final de la atracción física).

Estos tres pasos se componen de 1) una acción por parte del individuo para anunciar su presencia a posibles compañeras/os, 2) dejar evidente su sexo y 3) indicar sus deseos o disponibilidad de aparearse.

a1lc2y5r8ql-_ux250_

Matthew D. Johnson, psicólogo y autor del libro “Great Myths of Intimate Relationships.”

La forma en que Johnson explica esta dinámica es estudiando al ser humano en uno de sus “hábitats” más comunes de apareamiento; los bares.

Primero, la persona anuncia su presencia a través de “tropezarse” con la otra persona o hablando más alto de lo regular.

Luego, deja evidente su género actuando más masculino o femenina de lo que lo haría en otros contextos.

Y por último, envía la señal de su interés en una/s persona/s en específico. ¿Cómo? A través de señales sutiles como contacto visual breve, pequeñas sonrisas y piropos.

El primer acercamiento y sus roles

Por lo general, en nuestra cultura se reparten los roles de manera que el hombre hace el acercamiento y la mujer espera por ese acercamiento.

La presión que ejerce la sociedad en la mujer es que juegue a ser “difícil de obtener” para que su valor aumente ante los ojos de la otra persona.

Este mito fue desmentido a lo largo de muchos estudios que intentaron probar esta hipótesis. En resumidas cuentas, según lo que encontraron Walster y cólegas (1973) en el estudio que desarrollaron, los hombres están más atraídos hacia las mujeres que son “fáciles de obtener” para ellos, pero “difíciles de obtener” para otros.

Por ende, el consejo que ofrece Walster es que de nada sirve jugar a “difícil de obtener” con la persona que te interesa pero sí en mostrarle a esa persona el no estar disponible para otros.

Como expresa el autor, en el proceso de acercamiento, el que toma la acción se enfrenta a una dinámica de toma de riesgo. La persona que desee emprender con dicha acción deberá tener cierto nivel de disposición a sacrificar  tiempo, dinero o ego con la esperanza de que dé resultado (Johnson, 2016).

Esa persona que acepta el reto y hace del proceso uno llevadero y “casi natural” es quien se le considera un “smooth-talker”, el centro de este escrito.

Pero, ¿cuán eficiente es poseer estas características?

Los piropos más efectivos

Para contestar esta pregunta, se hizo un estudio en el que un hombre de apariencia “media atractiva” se acercó a sesenta y tres (63) diferentes mujeres usando uno de seis piropos.

Los piropos se dividían entre directos e inofensivos o irrespetuosos y con falta de seriedad. En la gráfica a continuación se evidencian los resultados de dicha investigación.

Screenshot_2016-08-31-10-06-05Esta gráfica fue extraída del libro “Great Myths of Intimate Relationships”, página 39.

La diferencia entre los piropos directos y los inofensivos no mostró ser significativa, así que dependerá del estilo personal del individuo.

Pero, gente, como era de esperarse, esos acercamientos irrespetuosos (o cafres, como se dice pueblerinamente en mi país) ¡evítalos!

Ser un “smooth-talker” no lo es todo

Por último, Johnson hace una aclaración en relación a la efectividad del ser “smooth-talker”, y es que, el ser así no lo es todo.

Existen otros factores que deciden la aceptación de la otra persona. Entre ellos están:

  • El efecto de la simple exposición – mientras más escuchamos una canción; más nos puede llegar a gustar, mientras más usas un producto; más te acostumbras a él. Lo mismo es cierto en la relación interpersonal. El mero hecho de “exponerte” más a esa persona que buscas atraer, te podría ayudar. Tomar clases juntos, ir a la cafetería a la misma hora que la persona, etc. Esto puede aportar a la causa hasta el momento en que la otra persona muestra desinterés y aun así se continúa con la conducta. Si te “sacan el cuerpo” ¡detente!
  • La influencia de la proximidad – muy parecido al principio anterior. Se tiene que estar cerca para poder desarrollar un interés. Estamos más propensos a enamorarnos o sentirnos atraídos hacia alguien que vemos a menudo a una persona con la que raramente compartimos. ¡Exacto! Eso explica por qué se forman tantas parejas en lugares de trabajos a pesar de la política que mayormente restringe esta conducta.
  • El efecto torpedad – ser lo contrario de “smooth” es más atractivo. Estudios reflejan que las personas están más atraídas a la casi perfección que a la perfección total. Derramar una bebida sin querer, tropezar durante una caminata romántica o mostrarse algo nervioso son características deseables ante los ojos de la otra persona.

Esta última aclaración arroja luz sobre la pregunta inicial.

Así que, mi consejo para todos/as esos/as solteros/as luego de haber analizado es que…

¡, hay que tomar riesgos pero con prudencia y respeto!

¡, tienes que exponerte a esa persona pero prestando atención a todas las señales!

¡Y no, no tienes que ser un experto! ¡Sé tú! Inclusive esos errores y nervios a los que tanto le temes te pueden ayudar a conquistar a la persona de tus sueños.


Referencias

Johnson, M. D. (2016). Great Myths of Intimate Relationships. Wiley & Sons, Incorporated, John

Walster, E., Walster, G. W., Piliavin, J., & Schmidt, L. (1973). “Playing hard to get”: Understanding an elusive phenomenon. Journal of Personality and Social Psychology, 26, 113–121


→ Explora los recursos sugeridos:

DESCARGAR:

5 ERRORES QUE TE ALEJAN DEL AMOR

You have Successfully Subscribed!

Salva Tu Matrimonio (Gratis)

Salva Tu Matrimonio (Gratis)

¡Antes que te vayas, nos encantaría darte un obsequio!

Descarga nuestro libro "El Matrimonio Se Disfruta, No Se Padece" completamente gratis.

Para recibirlo solo anota tu correo y estará allí inmediatamente.

¡Tu libro ya está de camino! ¡Disfrútalo!