fbpx
tuyo de gratis:
Un libro digital que habla sobre
5 errores que te alejan del amor
Haz click para recibir el eBook en tu correo.

Una de las cosas que nos preocupan es encontrar sitios web porno a nuestra pareja, ya sea en sus historial o marcadores de la laptop. También, podemos incomodarnos porque quiera ver porno mientras estamos intentando mantener relaciones sexuales.

Incluso, algunas parejas se pueden sentir traicionadas, heridas y engañadas, porque creen que su amor prefiere ver a otros u otras. Todo estos casos son muy frecuentes y si te identificas con el escenario, sigue leyendo para conocer qué es lo más saludable y la mejor forma de abordar la situación.

1. Reflexiona sobre el tema de ver pornografía

Sí, hay muchas cosas malas con respecto a cómo funciona la industria del porno, con los tipos de pornografía que se crean y con la forma en que las personas miran porno. Pero la pornografía en sí misma no es intrínsecamente mala. No hay nada de malo en el simple acto de ver a dos personas teniendo sexo en la película. El porno puede ser hermoso, excitante, erótico, íntimo e incluso puede ayudar a conectarse.

2. Porno no siempre es explotador

Algunas personas tienen fuertes reacciones al descubrir que una pareja está viendo porno porque creen que toda la pornografía se realiza en condiciones de explotación. Si parte del problema es que le preocupa el bienestar de las personas involucradas en las películas que su novio mira, hay un subgénero del porno bastante nuevo, pero en rápida expansión, que en general se conoce como “porno ético“. El porno ético sigue pautas como enfatizar la imparcialidad, el consentimiento, la seguridad y la diversidad, y los productores y actores de porno éticos crean películas que muestran una representación más matizada y realista del sexo; a veces llegan incluso a filmar parejas de la vida real.

3. No tomes el porno personal

Te preocupa que vea porno porque se siente más atraído por los actores que por ti y es más complicado si últimamente no han tenido sexo. Pero, el simple hecho de ver pornografía no dice nada acerca de cómo se siente una persona sobre su relación o su compañero. La gente no ve porno porque no se sienten atraídos por sus parejas. Simplemente no hay una conexión entre una cosa y la otra.

4. Todos tenemos derecho a nuestros propios límites

No puedes exigir a tu pareja que deje de ver pornografía, porque tiene derecho a establecer sus propios límites. Tu novio puede aceptar no ver pornografía si se lo pides, pero también puede que no y tienes que entender que es su decisión y que debes respetarlo o respetarla.

5. No relaciones sus problemas con la pornografía

Tus desacuerdos sobre la pornografía y tus frustraciones sobre su vida sexual no tienen relación y esto debes tenerlo en cuenta. Si están decepcionados por la falta de frecuencia o por dificultades eréctiles y orgásmicas lo aconsejado es que aborden los temas sexuales por separado.

6. Lleguen a un acuerdo

Quizás puedes pedirla a tu pareja que mire porno cuando no estés en el cuarto o que deje de hacerlo tan seguido, la idea es que lleguen a un acuerdo y esto debe ser discutido abiertamente.

7. Puede que llegue el fin

Parece que tu pareja inicialmente aceptó dejar de mirar, o disminuirlo pero siguió haciéndolo de todos modos e incluso frente a ti, esto es un fastidio enorme y en este punto, parece bastante claro que no va a dejar de ver pornografía. No puedes obligarlo a no mirar, pero si es imposible que te mantengas saludable en una relación donde las negociaciones no se cumplen entonces debes tomar la decisión de dejar de perder tiempo en ella.

Claro está, antes de llegar a este dramático final existen opciones que valen la pena explorar. Pero si ya se han agotado todas las opciones, habría que considerar si estar juntos es verdaderamente la mejor alternativa en estos momentos.


DESCARGAR:

5 ERRORES QUE TE ALEJAN DEL AMOR

You have Successfully Subscribed!